Repensar la protesta en la calle

«Es en el espacio del conflicto […] donde buscamos los elementos explicativos más trascendentes o esenciales, porque es el lugar de expresión de lo […] considerado irrebasable; es el espacio del “¡Ya basta!”. Es ahí donde se establecen los umbrales y donde se dislocan las reglas del juego, donde se profana y se trasgrede. Y también es el lugar de la creación, hasta cierto punto lúdica, de nuevas subjetividades y nuevas relaciones».

Ana Esther Ceceña

I

A propósito de la marcha llevada a cabo el pasado 6 de abril para protestar en contra de la escalada de violencia en el país -y de las marchas por el día internacional de los trabajadores, así como de la marcha del 5 al 8 de mayo, y de las que seguramente se irán articulando a lo largo del año, ya en contra de reformas a alguna ley, ya en contra de la violencia, ya como parte de movimientos populares rumbo al 2012-, afirmamos que se hace cada vez más necesaria una mirada más perspicaz y menos despreciativa de los movimientos sociales como modo de protesta, que son parte sustancial de la vida política y social de nuestro país: manifestaciones del sentir de una parte importante de la población, representaciones a escala tanto de andamiajes culturales de largo y profundo arraigo, como de las demandas vitales y esperanzas de los pueblos inmersos en las contradicciones de determinada configuración.

Continuar leyendo

Sobre reférendum. Consulta en Ecuador

A pesar de los logros significativos en los últimos años, los gobiernos de izquierda que llegaron al gobierno la década anterior en América Latina hoy se enfrentan a una serie de problemas que no se pueden dejar de lado, ni obviar a favor de una alabanza ciega a los procesos, como si los logros tan loables borraran de tajo todo lo demás. Más allá del hostigamiento de la derecha en algunos países y de la presión de Washington en algunos puntos sensibles, factores sin duda insoslayables, los movimientos progresistas han venido tropezando con obstáculos no fáciles de sortear, algunos de ellos de manufactura propia, producto de malos cálculos a la hora de gobernar y que se tornan trascendentales para el futuro. El caso de Ecuador resulta ilustrativo.

Después del intento de golpe de Estado el pasado 30 de septiembre -no fue una simple sublevación policiaca; ya se ha evidenciado la participación de Lucio Gutiérrez y Carlos Alberto Montaner,  su reunión días antes del intento con la Interamerican Institute for Democracy (IID), en la que se discutió la necesidad de acabar con Rafael Correa y el «socialismo del siglo XXI», y lo parecida que resultó la dinámica de aquél día a la del 28 de junio de 2009, fecha del golpe en Honduras-, se ha puesto sobre la mesa en la vida pública ecuatoriana, de manera más profunda, la reflexión sobre los retos que involucra el proceso de cambio iniciado por  la revolución ciudadana.

Continuar leyendo

Borges, Lundkvist y el Nobel

“Yo sé que casos como el mío, excepcionales y asombrosos ahora, serán muy en breve triviales. Mañana moriré, pero soy un símbolo de las generaciones del porvenir.”

Jorge Luis Borges. Deutsches réquiem.

El pasado jueves 7 de octubre Mario Vargas Llosas recibió el Premio Nobel de Literatura, el escritor, nacido en Perú en 1936 y nacionalizado español en 1993, se suma a la lista de latinoamericanos reconocidos por la Academia Sueca en este ramo: Gabriela Mistral (1945), Miguel Ángel Asturias (1967), Pablo Neruda (1971) Gabriel García Márquez (1982) y Octavio Paz (1990).

Las declaraciones de Vargas Llosa al recibir el Nobel: «es un reconocimiento a la lengua española […] a la literatura latinoamericana», nos obligan a pensar en aquellos grandes de nuestra lengua y continente que no fueron revestidos con tal distinción.

Continuar leyendo

Condenado cosmopolitismo

A Pablo B.

“Que nadie quiera rebajarnos a ascetas.  No hay placer más complejo que el pensamiento y a él nos entregábamos.”

J.L. Borges

En América Latina buena parte del siglo XX, la literatura en particular y las expresiones artísticas en general se debatieron entre dos visiones -que a su vez integraron una pluralidad de corrientes y movimientos estéticos- que parecieron por largo tiempo antagónicas: la primera se inclinaba porque las artes cumplieran con una labor social, que reflejaran de manera explícita la realidad próxima; la segunda se negó a ponerse a servicio de ideologías localistas, tendió hacia el cosmopolitismo y encontró en el humanismo su horizonte más deseable.

Continuar leyendo

Problemas de América Latina

“Tengo la creencia de que muchas de las teorías de Cosío sobre la realidad mexicana y latinoamericana […] no han perdido su vigencia…”

Enrique Krauze

I

Este 23 de Julio se cumplirá un año más del nacimiento de Daniel Cosío Villegas, pretexto perfecto para recordar algunos aspectos de su vida y una pizca de su obra. Arquitecto de instituciones como el Fondo de Cultura Económica, la Escuela -hoy Facultad- de Economía de la UNAM y La Casa de España, hoy El Colegio de México, Cosío Villegas fue el primer y más ilustre promotor de la memorable acogida que Lázaro Cárdenas brindó a los españoles republicanos exiliados de su país.

Continuar leyendo

  • 1
  • 2