La ciudad del león

Singapur es una ciudad–Estado situada en el extremo sur de la península malaya que colinda al sur con el estrecho de Singapur y las islas Riau indonesias. Su posición geográfica es estratégica ya que es un punto marítimo de encuentro entre navíos proveniente de Europa, Medio Oriente y África y aquellos provenientes del noreste de Asia y del Pacífico. Durante varios siglos fue un punto de encuentro entre imperios como Srivajaya y Angkor y posteriormente entre Majapahit y Siam. Ambos imperios se disputaban la lealtad de Temasek (anterior nombre de Singapur), ya que era fundamental para controlar el estrecho de Malaca, el cual conecta el Océano índico y el mar del sur de China. De hecho, en el siglo XV, el príncipe del imperio Majapahit, Paramesvara, fundó el sultanato de Malaca en la isla – él la denominó la ciudad del león, ya que a su llegada vio un animal parecido a un león en la orilla de la isla- y la convirtió en el principal puerto comercial del sureste de Asia para comerciantes árabes y chinos. De 1477 a 1490 mantuvo el control de ambos lados del estrecho, su población era de apenas 6 mil residentes extranjeros que hablaban 86 idiomas distintos pero hablando una lingua franca parecida al antiguo malayo.

Continuar leyendo

El séptimo arte como medio de legitimación

“El actor es el artista que contribuye a través de su retrato de un carácter,
para profundizar el entendimiento popular de su vida y tiempo
y para reeducarlos de una forma revolucionaria”
Kim Yong-Il.

Es del conocimiento común que Corea del Norte es uno  – si no el más – de los países más cerrados al mundo exterior. No obstante, hasta hace poco el gobierno se ha abierto gradualmente hacia la prensa extranjera para darnos un vistazo de algunos aspectos de la sociedad de este enigmático pueblo. Por ello, Lynn Lee y James Leong aprovecharon la oportunidad cuando el régimen norcoreano les dio la oportunidad de grabar dentro de la universidad de Pyongyang de Artes dramáticas y cinemáticas y grabaron un documental que fue grabado en mayo y diciembre del 2010

Continuar leyendo

Yoshitomo Nara

Hace un par de semanas visité la exhibición temporal del Asia Society de Nueva York que me pareció muy peculiar y llamativa especialmente para los que somos neófitos en la cultura pop japonesa. El nombre de esta exposición es “Nobody’s Fool”, donde el artista, Yoshitomo Nara, combina su afición por la música con las artes visuales y lograr crear una obra con una estética fina y a la vez algo kitsch que a primera vista parece carecer de un significado trascendental, pero si se les mira con detenimiento uno descubre poco a poco su sentido interno.

Continuar leyendo

Kutani-yaki

En Japón se presta una atención enorme al detalle, desde la forma de hablar hasta la cerámica, que es el tema de hoy. Los estilos difieren dependiendo de la región tanto en los materiales utilizados como en las tendencias estéticas. La porcelana kutani-yaki - en honor al pueblo donde se creó – es uno de los estilos más elogiados debido a sus colores brillantes y los patrones intrincados. Este estilo prosperó bajo la guía de Morikage Kusumi, un experto de la escuela Kano de la pintura japonesa. Se caracteriza por cinco colores de pintura (verde oscuro, amarillo, rojo, morado, azul marino) que se usa en diseños poderosos y encantadores. Algunos de los temas más recurrentes son pájaros, flores, paisajes y patrones geométricos.

Continuar leyendo

De nombres y algo más

 

Los nombres son un asunto muy serio en la cultura china. Pueden afectar la autoestima e influir en las expectativas de otros. Se dice que un buen nombre puede traer buena fortuna y prosperidad a quien lo posee. En China, los apellidos se originaron en una sociedad matriarcal, por ello el ideograma de “apellido” (姓) está compuesto del radical para “mujer” y “crecer”; de hecho, los apellidos chinos más ancestrales tienen el distintivo de “mujer” en su ideograma, tal como 姬 y 姜. Según la convención, primero es el apellido y después el nombre de pila. Generalmente la gente se llama por sus nombres completos (generalmente de tres sílabas) y los apellidos deben utilizarse con un título previo (ya sea señor, señora, una profesión o título social). Las mujeres casadas conservan su apellido de solteras, pero los hijos generalmente retienen el apellido paterno. Algunos apellidos tienen un significado evidente, pero otros perdieron su significado original y ahora tan sólo son autorreferenciales.

Continuar leyendo