Escribir es como Hablar solos

~SAMUEL MARTÍNEZ ANDRADE

 

Andrés Neuman.

Hablar solos.


Alfaguara: España, 2012.

 

1

Uno de los días por los que me he visto vagando  solitariamente por alguna ciudad europea, yendo a lugares al azar, fue cuando leí Hablar solos. Aquel día primero entré a una librería, a eso de las diez de la mañana, compré el libro de Neuman, lo leí a ratos mientras me movía entre las calles de la ciudad, deteniéndome en algún parque, en algún muelle, en algún museo, y al final lo terminé cuendo me quedé varado por una tormentosa lluvia en la biblioteca de una universidad desconocida hablando con un desconocido que trabaja desde hace veinticinco años en una editorial que publica libros en un idioma que todavía no domino como quisiera.

           Con aquel desconocido que trabaja desde hace veinticinco años publicando libros, una de las cosas que hablé con él fue sobre la extraña forma en la que un libro te lleva a otro, y éste nuevamente a otro, como en un ciclo casi infinito. Y aunque este desconocido tenía la idea peculiar de no leer nada a menos de que alguien que él considerara de buen gusto se lo recomendara, concluimos que en realidad habríamos de dar oportunidad a cualquier libro que nos echa un buen rostro o una mirada coqueta (sea la portada, el título, la editorial, el autor o el mismo olor de las páginas recién horneadas), ya que fue de esa misma forma por la que compré Hablar solos ese día por la mañana, y en sí ese es el sentido de toda esta columna.

Continuar leyendo

La sombra arrastrada de Emiliano Monge

~SAMUEL MARTÍNEZ ANDRADE

 

Emiliano Monge.

Arrastrar esa sombra.

Sexto Piso: México, 2008.

2

La primera vez que leí Arrastrar esa sombra tenía diecisiete años y creo que no entendí nada. Recuerdo que de las pocas cosas que alcancé a distinguir esa vez fue que en una primera historia se hablaba de un hombre obsesionado con su vecino del que recibe su correspondencia; en otra se hablaba de alguien escuálido que, luego de un viaje confuso, una sombra playera de la muerte lo viene persiguiendo; en otra un hombre es incapaz de recordar algo indispensable y lo que lo enloquece es que él cree que cada nuevo pensamiento va borrando su memoria, como si su memoria estuviera llena, como si lo nuevo fuera desechando lo viejo.

Continuar leyendo

El libro que murió y que terminó Disecado ante la pluma de Bellatin

~SAMUEL MARTÍNEZ ANDRADE

 

Mario Bellatin.

Disecado.

Sexto Piso: México, 2011.

 

            4Hace casi dos años compré Disecado de Mario Bellatin por la confabulación de varias nimiedades: porque no traía más dinero para comprar un libro más grueso, porque vi que la narrativa de Bellatin marcaba la separación de un párrafo con el dibujo de unas pequeñas tijeras y porque la fotografía de portada me había gustado.

Continuar leyendo

La mano de Petrović de la buena fortuna

~SAMUEL MARTÍNEZ ANDRADE

Goran Petrović.

La mano de la buena fortuna.

Sexto Piso: México, 2006.

3

Una fría madrugada del diciembre pasado iba saliendo de un pub en Londres y me encontré con un puesto de tacos mexicanos en la calle. Cada taco dizque mexicano costaba una libra y media y tenía de mexicano lo que yo tengo de alemán (¡nada!). Yo estaba con otro mexicano que acababa de conocer pocas horas antes y por melancolía ridícula (o por ebriedad ridícula) nos detuvimos en el puesto de tacos y pedimos cada uno cuatro tacos retacados de la salsa más picosa que tuvieran. La salsa sabía a puro tomate.

En el puesto de tacos londinense también había un argentino de unos cincuenta años que nos empezó a preguntar a qué nos dedicábamos. Cuando le dije que estudiaba humanidades, o bueno, letras (para que me entiendan), me comenzó a decir que a él la única literatura que le parecía potable era la de Serbia. Decía que había leído un sinnúmero de novelas serbias, novelas gruesas, y que las iba a seguir leyendo hasta su muerte. A partir de ahí me comenzó a hacer preguntas sobre literatura serbia las cuales yo respondía erróneamente casi todo el tiempo. Luego, de una forma muy divertida, me dijo que si contestaba correctamente a la siguiente pregunta, que iba a ser muy fácil, él pagaría mis tacos y los de mi amigo el otro mexicano, entonces me preguntó que cuál era el personaje principal de La mano de la buena fortuna de Goran Petrović. Yo, que por suerte lo había leído un par de meses antes, contesté correctamente y me ahorré ocho libras, algo así como ciento setentaidós pesos.

Continuar leyendo

Como si (la vida) fuera un juguete

~NICOLE L.S.

Jorge Luján.
Como si fuera un juguete.
Sexto Piso: México, 2013.

«Mi primera salida me llevó tan lejos que llegué a mi casa.» Con este poema comienza el libro Como si fuera un juguete, que nos invita a salir a lo profundo, a extraviarnos y perdernos de nosotros mismos, para así encontrar la casa interna. A pasar por una experiencia que nos llevará al gozo y a la libertad.

Publicada por la editorial Sexto piso, escrita por Jorge Luján e ilustrada por Morteza Zahedi, esta antología de doce poemas sintetiza experiencias cruciales en la vida de los hombres, de una manera fresca y ligera. La sencillez del libro es sólo aparente, pues si nos adentramos en él descubrimos que es una puerta a la complejidad del existir. Los textos son simples, bellos, y llenos de significado. Con breves poemas, o aforismos, logra entrar en el alma de las personas que lo leen.

Está dividido en tres partes por unas pequeñas pausas, o descansos, para detenerse un momento a reflexionar y tomar fuerzas para continuar el viaje, igual que el silencio en la música. Cada uno de los poemas contiene una revelación, un hallazgo inesperado. Son de naturaleza paradójica, a nivel superficial parecen una contradicción, aunque en el fondo se concilian y la contradicción se transforma en otra cosa. Es poesía que no debe reducirse a una explicación lógica, pues sería una manera de negar el texto. Hay que habitar la paradoja y dejarla en movimiento dentro de la cabeza del lector, hasta que llegue a tocar el corazón.

Es un libro para disfrutar, pero al mismo tiempo para conocer y transformar. Aunque a primera vista las cosas que están escritas aparenten no tener peso, existen en ellas mensajes más intensos. La idea es que el lector, siempre distinto, saque de ahí una vivencia o sensación a la cual él dará la forma definitiva.

Luján multiplica las posibilidades de la palabra poética musicalizando sus textos para que puedan formar parte de todos los sentidos y entrar a los sentimientos también a través del oído. Próximamente se presentará Como si fuera un juguete, con un live act de música electrónica, el domingo 10 de noviembre en la feria infantil del CNA y el jueves 21 del mismo mes en la galería Vértigo.

Jorge Luján es originario de Córdoba, Argentina, donde estudió y ejerció la arquitectura. Actualmente vive en la Ciudad de México y se dedica a la música y a la literatura. Su obra artística reúne más de 30 libros publicados en 12 idiomas. Ha recibido premios de poesía, arte editorial y mejor espectáculo infantil, entre otros. Su literatura es principalmente para niños, aunque capta la atención de chicos y grandes.

Morteza Zahedi es originario del norte de Irán, estudió artes gráficas y pintura. La capacidad inventiva del artista es muy grande, y esto le da variedad a su obra. Sus dibujos son detallados, en tonos delicados, con distintas texturas y materiales. El gozo y la libertad de técnica son notorios en las imágenes de Zahedi, llenas de conocimiento. Es genuino, puro, y pareciera no tener ningún prejuicio hacia las posibilidades del arte. Estas ilustraciones son un gran complemento para una literatura profunda. Algunas de estas imágenes recibieron el premio Noma de Japón.

  • 1
  • 2